viernes, 14 de agosto de 2015

PLANTEAN FORMACIÓN ESPIRITUAL DE LA PERSONA PARA PREVENIR VIOLENCIA Y DELINCUENCIA EN EL PAÍS

El congresista Julio Rosas Huaranga afirmó esta tarde que el incremento alarmante de la violencia en el país es consecuencia de la falta de una formación espiritual del ser humano.Fue durante la inauguración del simposio  “Resocialización del Interno y Prevención de la Delincuencia  como Políticas de Seguridad Ciudadana”,  en el que dijo que cuando esa formación espiritual se produce,  la persona cambia su manera de ser como se ha demostrado en los procesos de resocialización realizados en los penales del país por el Movimiento Misionero Mundial.

Consideró extraordinario el cambio de la persona gracias a Dios. Dijo que solo un poder sobrenatural puede lograr ese cambio en personas que antes fueron peligrosos delincuentes. Por ello destacó el lema de la PNP de “Dios, Patria y Ley”, pues afirmó que “en toda acción humana Dios siempre debe estar por delante”.
El legislador  manifestó que el Estado está en la obligación de estructurar políticas que contribuyan a la seguridad ciudadana. Estimó que el trabajo de lucha contra la inseguridad y la delincuencia tiene que ser interdisciplinario y que tenga como objetivo central la educación de la persona desde su niñez.
En el evento, realizado en el hemiciclo ‘Raúl Porras Barrenechea’, el general PNP, Pedro Hoyos, a nombre del director general de esa institución, se refirió también a la importancia de la educación en valores desde la niñez para combatir el delito bajo el lema “educar al niño para no castigar al adulto”.
Por su parte, coronel PNP, Eduardo Clement  García, director de Seguridad de los Penales, dijo que las medidas para reinsertar al interno a la sociedad  se realizan en cumplimiento del mandato constitucional  y la Declaración  Universal de los Derechos Humanos, con el objeto de evitar que algunos internos  vuelvan a reingresar a los penales,  y en esa tarea se capacita en forma permanente al personal policial y del Instituto Nacional Penitenciario (INPE).
En tanto, César Bocanegra, director general de Tratamiento Penitenciario del INPE, informó sobre la situación de los penales,  y de manera especial al problema de hacinamiento. Anotó que los penales solo tienen capacidad para 33 mil internos, pero hay  más de 75 mil, de los cuales un 94% son varones y el 6% mujeres, los cuales, mayormente, están presos por delitos contra el patrimonio, tráfico de drogas, violación sexual y contra la vida, el cuerpo y la salud.
Lamentó que actualmente exista una política de “detención preventiva”  por cualquier motivo. Indicó que el año pasado ingresaron 21 mil por ese motivo, pero luego fueron puestos en libertad  17 mil,  sin ninguna culpa.

En el simposio se proyectó un vídeo de internos que declaran su cambio total y lo propio hicieron tres ex internos que testimoniaron su conversión gracias a Dios, ante lo cual el congresista Rosas  dijo que “altas autoridades del INPE, jueces y fiscales son testigos de ese cambio”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario