domingo, 5 de junio de 2016

RECLAMAN ATENCIÓN URGENTE A PROBLEMAS DE LA NIÑEZ

La congresista María Pérez Tello pidió a la sociedad civil y a las organizaciones del Estado encarar con energía la solución de los graves problemas de la niñez, pues más de un millón y medio de menores de cinco años sufren de anemia y desnutrición, mientras otros sufren de violencia familiar, mala educación y falta de acceso a los servicios básicos. Durante la Mesa de Trabajo sobre la situación de la infancia, la congresista destacó la labor desarrollada por el Congreso para prevenir las acciones de violencia contra los menores, a través de modificaciones al Código Civil y las normas legales ya existentes.

María Pérez Tello también habló de los que no están visibilizados por el Estado, como es el caso de los hijos de las mujeres que sufren prisión y que viven en condiciones precarias en las cárceles junto a sus madres, sin que cuenten con servicios básicos de educación, salud y nutrición.
En la reunión se presentaron los cinco puntos de la Alerta Ciudadana por la Infancia, que tienen que ver con la calidad de la educación, su derecho a la alimentación, la prevención contra la violencia, a contar con un presupuesto que garantice su acceso a los servicios y a la necesidad de que se instituya una autoridad única del Estado para atenderlos.
La propuesta promovida por el Grupo Impulsor de Inversión en la Infancia, que tiene entre sus principales figuras al padre Gastón Garatea, entregó los puntos de agenda a los dos grupos que disputan la Presidencia de la República para que las incorporen en sus planes de gobierno. También a representantes de los partidos políticos y de la sociedad civil
El padre Gastón Garatea dijo que es un escándalo que no se hable de la situación de la niñez que es muy mala, pese a que se tienen recursos de sobra para enfrentar la situación. Así, dijo que pese a que hay más de un millón de niños que sufren de anemia y más de 400 mil que sufren de desnutrición crónica, entre junio de 2013 y junio de 2014 el Ministerio de Salud no repartió los nutrientes para atenderlos.
“Los tenían guardado en los almacenes y nadie se fue a la cárcel por ello. Lo que pasa es que no tenemos conciencia clara de la importancia de la vida de los niños”, indicó, al tiempo de subrayar que en Puno el porcentaje de niños anémicos alcanza al 80% del total.
También planteó la necesidad de un organismo rector en el Estado que asegure el cumplimiento de políticas públicas en favor de la niñez, pues en la actualidad son diversos los sectores que tienen que ver con esa problemática y en esa tarea se entrecruzan y, al final, no resuelven los problemas.
Sara Vega, representante de la Sociedad Peruana de Pediatría, afirmó que es posible resolver con mayores recursos los problemas reseñados y pidió tomar en cuenta que la anemia y la desnutrición afectan la vida de los futuros adultos. En ese sentido, reclamó una política del Estado para enfrentar los problemas.
Manuel Bello se refirió a los problemas de la calidad educativa, señalando que los sectores de menores recursos reciben el servicio en condiciones precarias, especialmente en la selva y en la sierra, por lo que pidió aprobar normas para asegurar su calidad y su prestación a todos los sectores.

Javier Abugattás, exviceministro de Economía, se refirió a la necesidad de que se vigile la entrega de las partidas presupuestales que aseguren la cobertura de los servicios educativos, de salud y de nutrición, tarea que, dijo, les corresponde a los representantes del Parlamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario