lunes, 24 de julio de 2017

REFINERIA DE TALARA ESTÁ IGUAL QUE AEROPUERTO DE CHINCHERO

El proyecto de Modernización de la Refinería de Talara, al igual que el aeropuerto de Chinchero, no tiene cierre financiero, es decir que no se sabe cuánto costará al país, pero lo que es peor, sería un “elefante blanco” que no serviría a los peruanos, expresó el presidente de la Comisión Investigadora que indaga sobre el caso, Daniel Salaverry. Esta afirmación fue hecha después de escuchar a dos especialistas en el tema invitados a ese grupo de trabajo para exponer sobre la refinería, quienes coincidieron en sostener que el proyecto tiene un alto costo, no abaratará el combustible, sino por el contrario; lo hará dependiente del crudo de Ecuador, y endeudará al país.

El parlamentario, al igual que Jorge Del Castillo y Nelly Cuadros escucharon con preocupación los riesgos que traerá al país el proyecto que se inició con un presupuesto de mil 334 millones de dólares en el 2008 y hoy esa cifra es de cinco mil 400 millones, sin que eso signifique el tope.
“El 2014 fue un año oscuro para el Perú. Fue cuando se firmó el contrato de Chinchero, se concesionó el Gasoducto del Sur y se tomó la decisión final de ir con este modelo a la modernización de la Refinería de Talara, sin que se establezca un cierre financiero”, dijo Salaverry Villa.
“No sabemos cuánto costará la obra. Ningún funcionario de Petroperú ha podido explicar lo que va a costar hasta entregar el proyecto con llave en mano. Se habla de un avance de 60 por ciento, pero no dicen si es en infraestructura o estudios”, anotó.
A manera de referencia recordó que el caso es parecido al gasoducto en el que se tenía los ingresos garantizados, pero que al no existir la certeza, el gobierno le dijo a Odebrecht que si no llegaba a pasar el gas que se requería para que cubriera su costo de inversión, el Estado le pagaría hasta 920 millones de dólares al año. Caso similar sería el de la refinería.
El legislador destacó que esta refinería no será rentable para el Perú y que todos los peruanos de las próximas décadas tendrán que pagar los combustibles más altos de la región y asumir la deuda del proyecto.
Asimismo, indicó que la obra está hecha para refinar 95 mil barriles diarios, pero que el Perú solo produce 35 mil, lo que significa que 65 mil tendrán que ser importados desde Ecuador.
“Los expertos dicen que el proyecto está hecho a la medida del país vecino porque solo puede procesar petróleo pesado, que es el que produce Ecuador y no el ligero que se extrae de los lotes peruanos 192, 64 y 67”, anotó.
“Es decir que estamos invirtiendo cinco mil 400 millones de dólares hasta hoy-porque la cifra puede aumentar- en una refinería que hará que el combustible cueste más. Eso no tiene sentido y obviamente vamos a tener que encontrar a los responsables que han tomado decisiones administrativas y políticas que le van a generar un forado de más de tres mil millones de dólares al país”, dijo.
De igual manera, refirió que los funcionarios de Petroperú no pueden explicar sus anuncios de modernización en una empresa energética y estratégica para la seguridad del país cuando su petróleo depende que Ecuador lo quiera vender o no.
VISITA INOPINADA
Durante la sesión, el congresista Del Castillo planteó la realización de una visita a las instalaciones de Petroperú para ver “In situ” el proyecto, a lo que se sumó la congresista Nelly Cuadros Candia.
Salaverry indicó que en la próxima sesión será visto el pedido y se tomará la medida del caso.
El parlamentario señaló que el cronograma de trabajo comprende la invitación de exministros que formaron parte de la junta de accionistas de Petroperú y de Energía y Minas, que tomaron parte de las decisiones.
LOS EXPERTOS
Durante la sesión se presentaron los especialistas en petróleo Cesar Felipe Gutiérrez Peña y Juan Jorge Mendoza Pérez, quienes coincidieron en que el proyecto no será rentable, es demasiado caro, endeudará al país sin que signifique abaratar el combustible y que
Sin embargo, Gutiérrez consideró que tendría que buscarse una manera de que no signifique mayor gasto y tenga utilidad para no paralizar la obra teniendo en cuenta todo lo invertido.

Mendoza Pérez fue tajante en recomendar la paralización de la construcción para evitar seguir gastando, aumentar la deuda y generar la ilusión de que de algo servirá al país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario