jueves, 10 de agosto de 2017

PRONUNCIAMIENTO MAGISTERIAL DEL SUTE CHICLAYO

Las bases regionales en huelga nos pronunciamos por los maestros y maestras peruanos y rechazamos las medidas represivas, intimidatorias y de tinte dictatorial que el Estado impone desde su Ley de Reforma Magisterial y sus políticas curriculares descontextualizadas en las aulas.
Al gobierno no le interesa la educación de calidad para el pueblo, por eso no tiene la voluntad política de dar solución a la huelga magisterial, porque dinero sí hay. Recurre a ardides, psicosociales y a la prepotencia para doblegar la firme lucha del magisterio cusqueño y nacional. Al verse acorralado por la creciente y masiva huelga, quiere engañar al pueblo y al magisterio, con la treta de que los gobernadores regionales firman acuerdos con el ejecutivo y ellos unilateralmente “levantan la huelga”, como si los gobernadores regionales estuviesen haciendo huelga. Mientras montaban su estratagema en la PCM, tendían una cortina de humo y de distracción, instalando un diálogo de sordos, ciegos y mudos en el MINEDU, para de esa forma continuar burlándose del magisterio. No aceptamos ni aceptaremos ese acuerdo amañado entre esos señores que jamás nos han representado y más bien son nuestros verdugos. El ministerio quiere engañarnos y por eso nos mantendremos más unidos que nunca, no nos van a vencer, todas las bases han dicho que ese acuerdo se dio entre los gobernadores y el presidente, pero ellos no nos representan, por eso la huelga continúa.
Los mercenarios sindicales del CEN del SUTEP ("Patria Roja) traidores eternos han salido también a anunciar el “levantamiento de huelga”, porque dicen cínicamente que el gobierno ha cumplido con su acta de la traición, ¿Qué huelga van a levantar estos traidores?
Los maestros en huelga reclamamos ponderación y respeto a la educación y al magisterio. De parte del Gobierno, solo estamos recibiendo comunicaciones amenazantes. Con ello solo demuestra una permanente intransigencia y no inicia un trato serio con quienes tiene que dialogar, que somos los maestros en lucha.
Los maestros y maestras somos profesionales de la educación, merecemos respeto y consideración, si hemos ido a la huelga ha sido por que progresivamente se nos ha recortado nuestros derechos remunerativos, laborales, sociales y profesionales. Permanentemente se está hostilizando y persiguiendo nuestra labor en el aula. Una cosa es trabajar bajo presión y otra totalmente diferente bajo amenaza. Nuestra huelga nace y se desarrolla bajo las banderas de las reivindicaciones magisteriales, surge de las bases y no de las cúpulas ilegitimas, apartada de las bases. Nuestra lucha tiene por interés supremo la educación y el magisterio, por ello su lema es “NI PATRIA ROJA, NI SENDERO, LA EDUCACIÓN Y EL MAGISTERIO ESTÁN PRIMERO”, por lo que rechazamos a quienes buscan cabalgar sobre la lucha del magisterio y solo les interesa sacar sus réditos político partidarios para sus grupúsculos. Este es el deslinde que en la lucha las bases magisteriales nos están enseñando y estamos aprendiendo porque el grueso del magisterio en huelga sólo reclama mejores condiciones de vida y trabajo, rechazando toda utilización político-partidaria de la huelga.
El contexto nacional nos obliga a demostrarle al Gobierno que estamos con la verdad y razón de nuestro lado, por ello, tenemos la firme decisión de que se nos restituyan nuestros derechos. Nosotros decidimos cuando se termina la huelga, no la patronal, ni los traidores y menos los oportunistas. Ellos no tienen nuestra representación, por lo tanto la Huelga Nacional continúa, hasta que las bases decidan el devenir de la misma. Siendo estas las consideraciones
Acordamos:
  • RATIFICAR LA CONTINUACIÓN DE LA HUELGA NACIONAL INDEFINIDA en cada región por su SUTE Regional y dirigido por el Comando Nacional de Lucha presidido por el Secretario General del SUTE Regional del Cusco el Prof. Ernesto Meza Tica.
  • Declaramos enfáticamente que: LAS BASES NOS UNIMOS EN LA HUELGA, UNIDOS CONTINUAMOS EN LA HUELGA Y UNIDOS LA RESOLVEREMOS.
  • Exigimos al gobierno la instalación de la Mesa del Trato Directo en un diálogo público con los poderes del Estado para dar solución a nuestro pliego de reclamos. Exigimos ¡DIÁLOGO, AHORA!

Maestros y maestras digamos al gobierno a una sola voz unitaria: ¡Basta de amenazas, basta de represión y basta de engaños!. La lucha magisterial triunfara. NI UN PASÓ ATRÁS
Lima, 08 de agosto del 2017.
SUTE CHICLAYO

No hay comentarios:

Publicar un comentario