sábado, 20 de enero de 2018

269 VIVIENDAS RURALES ACONDICIONADAS PARA ENFRENTAR HELADAS EN COMUNIDADES ALTOANDINAS

A 4 mil 200 metros sobre el nivel del mar, en la localidad de Carmen de Chaclaya, comprensión del distrito de San Juan de Tarucani, provincia y departamento de Arequipa, el Núcleo Ejecutor del Proyecto Mi Abrigo en la zona, financiado por el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social, FONCODES, programa del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, hizo entrega ayer jueves de las primeras 47 de un total de 269 viviendas rurales que se están acondicionando para mitigar el impacto de las heladas. Está intervención para mejorar las condiciones de vida de familias que habitan en zonas expuestas a las bajas temperaturas focalizadas en el marco del Plan Multisectorial contra las Heladas y Friaje 2017, es parte de la segunda etapa del proyecto Mi Abrigo que se ejecuta simultáneamente en centros poblados de las zonas altas de Huancavelica, Tacna y Moquegua.

En Arequipa, Mi Abrigo se implementa a través de seis Núcleos Ejecutores en los distritos de San Juan de Tarucani, Yura, San Antonio de Chuca y Tisco. Las viviendas térmicas restantes se entregarán progresivamente durante el mes de enero del 2018.
Muy emocionada, Celmira Álvarez de Choque, una de las usuarias que ayer recibieron estas casitas calientes expresó que ella y sus dos hijos están “muy agradecidos porque el gobierno se está recordando de quienes vivimos en zonas lejanas como Carmen de Chaclaya, donde la gente cría alpacas y llamas. Aquí entre mayo a julio vivimos con el frío que mata”, subrayó.
A su turno, el presidente del Núcleo Ejecutor de Carmen de Chaclaya, Saturnino Sulca Alvarez, hizo un recuento de las acciones realizadas por el proyecto, destacando la labor del equipo técnico y social designado por el FONCODES. “Nos enseñaron que para vivir mejor es bueno tener un cuartito caliente, pero también hay que aprender a vivir con limpieza y en orden”, expresó. “Al capacitador Carlos López -agregó- siempre lo recordaremos porque él ha vivido con nosotros estos meses, recordándonos casi todos días lo que tenemos que hacer para acondicionar mejor nuestras viviendas y nuestras vidas”.
Estas viviendas térmicas son el resultado de un intenso trabajo de tres meses, desde la formulación del expediente técnico hasta la culminación de la obra con muros trombe para generar calor, la instalación de geomallas metálicas para hacer de las viviendas sismo-resistentes, instalación de pisos de madera machihembrada, doble puertas y ventanas, entre otros. Esta tecnología se implementa tras un acuerdo de cooperación entre el FONCODES y la Pontificia Universidad Católica del Perú.

El acto de entrega de casitas caliente estuvo encabezado por Victoriano Valero Valero, alcalde de San Juan de Tarucani acompañado de regidores y los tenientes gobernadores, así como por el jefe de FONCODES Arequipa, Gerardo Lovón Zavala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario