martes, 7 de agosto de 2018

INTERNAS DE PENAL DE MUJERES “VIRGEN DE FÁTIMA” CERTIFICAN SUS COMPETENCIAS EN CORTE Y CONFECCION CON LA FINALIDAD DE TENER UNA NUEVA VIDA


Entre hilos y sueños, telas y anhelos, un grupo de trece internas del Penal de Mujeres “Virgen de Fátima”, en el distrito de Chorrillos, quiere darse una oportunidad. Han comenzado a remendar los retazos de su vida pasada, para armar una nueva que les permita sentirse orgullosas. Quieren demostrarse a sí mismas que ellas pueden ser sus mejores creaciones. Ser el modelo ideal de aquello que emprendan de ahora en adelante y por eso, ya comenzaron a dar las primeras puntadas. Se inscribieron en uno de los talleres productivos, que impulsa el Instituto Nacional Penitenciario (INPE), para aprender sobre costura, pero también que no hay imposibles cuando se tienen ganas de salir adelante.

Hoy, por ejemplo, les toca demostrar que un pedazo de tela de punto puede convertirse en una prenda interior de gran calidad y que la medida de su felicidad será mayor a la de su centímetro, si logran demostrar ante los evaluadores de la Asociación Solidaridad Países Emergentes (ASPEM), entidad certificadora autorizada por el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace), que pueden ser certificadas como operadoras de costura de tejido plano.    
Y así lo hacen, en contados minutos y bajo la atenta mirada de quienes supervisan su labor, con hilos, elásticos y remalles terminaron una pieza que deberá responder a determinados estándares del mundo de la confección. En buen cristiano tiene que ser una prenda bonita que cualquier mujer desearía usar.   
Así, sentada en una máquina remalladora, Lili Mori Mori demuestra con destreza lo que aprendió en todos estos meses en los que decidió mostrarle al mundo su talento, su cambio y que podrá certificar sus competencias para tener un “cartón” que le permita encontrar un trabajo o emprender cuando deje atrás los muros y los barrotes. 
“Nos han capacitado en el taller y todo ha sido muy gratificante. Para nosotros (la certificación de competencias) es mucho porque estamos acá y nos damos cuenta que tenemos un talento, potencial y que cada día podemos preparamos más”, refiere mientras espera ansiosa los resultados de su evaluación.  
Sabe que este logro también es una prueba le permitirá demostrar a todos que no estuvo perdiendo el tiempo, que ya tomó conciencia de lo que hicieron y ahora solo quiere reencontrarse con su familia.
Con muchos nervios su compañera Leonor Un Pacheco también se anima a pasar por la evaluación y a invitar a sus compañeras a que se involucren en este proceso que – dice- les abrirá las puertas del trabajo y de una vida nueva.

“Mis compañeras me hacen pedidos. Practicar y practicar es una ventaja. Pero yo también les digo que participen que esto les va servir”, dice.
Pasado unos minutos llega el momento de conocer los resultados. Ambas sonríen satisfechas al conocer que superaron los puntajes y que ya pueden decir que el Estado certificó sus competencias, que saben lo que hacen en el mundo de las confecciones.   
Sienten que con este saber pueden extender sus alas y que ahora lo que sigue es comenzar a volar. Cuando se abran las rejas podrán hacerlo.
CITAS: 
Julissa Denegri
ONG Nuwa – 10 años capacitando en penales
“La capacitación que les brindamos en convenio con el Inpe y ahora la certificación es una oportunidad para mejorar sus vidas. Están nerviosas, pero ya tienen más confianza en sí mismas. Saber que sí pueden es una motivación muy importante para ellas”.

Carla Dolmos
ASPEM
“La ONG Nuwa nos busca para realizar el proceso de certificación de competencias con las internas de penales. Se animaron trece internas y las apoyamos a que puedan reinsertarse en la sociedad. Este certificado las va ayudar mucho en su autoestima, en su reingreso al mundo laboral, es un impulso para que continúen como mujeres emprendedoras”.

DATO:
Ocho de las trece internas que participaron en el proceso de certificación de competencias de operadoras de costura de tejido plano lograron el puntaje aprobatorio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario